Páginas

domingo, 13 de noviembre de 2016

Juego de espejos

Te lanzaste a correr, hacia la casa encantada. No sé que es lo que me llevó a perseguirte en su laberinto. Serían las ganas de zarandearte y decirte cuatro palabras. Tú me abofetearías. Tendríamos un final cinematográfico. Pero la mano se me escapó al bolsillo y ahí estaba, fría y dispuesta. Cargada. Ordenando y dirigiendo mis pasos. Tú te reías contemplándome frente al cristal. Carcajadas multiplicadas hasta el infinito por el efecto de espejos paralelos .Yo apuntaba ahí donde más duele, en plena víscera. Pero la bala, movida por un extraño efecto boomerang,  acabó rebotando.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Y puse acabé con plena conciencia, que el micro venía solo. Allá yo. Besos Miguel.-

    ResponderEliminar