Páginas

martes, 24 de abril de 2012

Mis favoritos/5

Leído hace muchos veranos, esta pequeña joyita ambientada en Las Alpujarras, me dejó con las ganas de saber algo más de Adelaida García Morales, una persona a mi parecer enigmática, silenciosa y con una sensibilidad poco común, de esas que vive conforme a lo que piensa. Muchos la conoceréis por ser la autora de El Sur que luego llevó al cine su compañero sentimental en aquel momento, Víctor Erice. Si no me equivoco, lleva desde el 2001 sin publicar. Aquí os dejo unas declaraciones que creo la definen my bien:
"Escribo desde la memoria, y nunca para publicar. El éxito y la publicación de mis novelas me dejan fría, no siento nada. Escribo desde el interior, lo que hago depende de mis estados internos, de lo que vivo y casi de lo que como. Ahora sí tengo ganas de escribir, pero el hecho de que aparezcan ahora estas dos obras juntas es fruto del azar".(Entrevista realizada por El Cultural a Adelaida García Morales el 17 de Enero de 2001)

jueves, 19 de abril de 2012

La ranita presumida



A la ranita Mara no le gustaba hablar de lo mal que iban las cosas en su charca, la ranita Mara se fijaba mucho en  La  Gran Charca, la de las ranas más verdes del bosque, las que descansan en piedras relucientes y se impermeabilizan el lomo con grasa de foca de la lejana Groenlandia. A la ranita Mara no le gustó que la Ama Rana se enfadase con ella y la echase de la charca, por no recoger moscas para la Abuela Rana que estaba enferma. La ranita Mara se marchó presa de la ira y ahora se la ve pasear muy ufana por la  otra orilla presumiendo de lo bien que vive en La Gran charca.
 Pero a mi papá le contaron que no es verdad que tome el sol,  sino que vive más seca y sin descanso que antes y se la pasa masajeándole el lomo a una rana verdochona con pollera de Versace a la que le unta y reunta de grasa hasta el anochecer.

martes, 10 de abril de 2012

Mis favoritos/4

Leí este libro como quien toma una limonada para combatir el calor, quiero decir que me apetecía leer algo y la compré sin más. Ahora que Tabucchi nos dejó el pasado 26 de Marzo, me he acordado de "Sostiene Pereira", un libro delicioso que no olvidaré. Transcurre un tórrido verano de 1938, en plena dictadura salazarista y con la Guerra Civil española al otro lado de la frontera. Su protagonista, Pereira es un periodista que inaugura una sección cultural en un periódico modesto, el Lisboa. Conoce al joven Monteiro Rossi, al que contrata para escribir necrológicas demasiado subversivas y que terminan todas en una carpeta de archivo. Pero gracias a este joven, la vida ordenada, sencilla, triste y convencional de Pereira dará un vuelco. Como en todos los buenos libros, hay caminos para otras lecturas: Daudet, Balzac, D'annunzio...
 Dos años después de su publicación fue llevada al cine .
 El escenario literario de la obra es una Lisboa que languidece, así que si tenéis pensado visitarla alguna vez, no os olvidéis de llevaros este libro, que se lee en dos tardes. Si os interesan las excentricidades, encontré un curioso estudio gastronómico de la obra de Tabucchi.

jueves, 5 de abril de 2012

Un cuento contemporáneo
Aquella noche, los ciudadanos de Cindinero atraídos por los fastos y las luces brillantes, osaron acercarse a los dominios de Aquísihay, quedando boquiabiertos de asombro. Al verlos a través de las ventanas, los respetables señores se sintieron molestos y como pillados en falta, lo que  les disgustó: ellos eran personas amables y educadas.
 Pero hete ahí que uno de ellos, apodado el Gran Príncipe, obstinado en reparar el daño, pronunció las palabras mágicas:
- Más caída de mercados, más crisis, paro y vigilancia.
Y viendo todos que la retórica les era simpática, entonaron una carcajada única y resonante que hizo retroceder a los intrusos.

miércoles, 4 de abril de 2012

Textos para la crisis

"Yo aviso" es un artículo del político bilbaíno Carlos Gorostiza que anda días circulando por la red. Si estáis interesados os dejo el enlace a su blog. También tiene otro interesante, "Yo ya avisé" , que colgó el 30 de Marzo.

martes, 3 de abril de 2012

Mis favoritos/3

Amelie Nothomb, escritora-personaje belga hija de un diplomático, narra en este libro sus experiencias como becaria en una compañía de Japón. La estricta organización jerárquica japonesa, su condición de mujer occidental que conoce el idioma dan lugar a una tensión laboral que se materializará en numerosas humillaciones todas ellas descritas en clave de ironía . Amelie nos muestra un personalísimo estilo a la hora de escribir. Los libros de Amelie son breves y como anécdota os diré que siempre tienen a la autora como protagonista de las portadas, después de leerla estoy segura de que no os dejará indiferentes.