Páginas

viernes, 16 de diciembre de 2016

Te esperamos para cenar en la isla

Nunca pensaste  volver a este atolón perdido del Pacífico.  Pero  recibiste  aquella nota y cambiaron las cosas.  Comenzaste a tener pesadillas. Es cierto que un capitán no abandona la tripulación. Podrían condenarte. Pero no sobrevivió ninguno. O eso creías. Quién podría vivir en aquella isla,  toda roca. Necesitabas volver. Saber la verdad. Ahora, vigilas el islote donde ocurrió la tragedia. Día y noche.
Hasta hoy todo ha sido normal. Ni una señal de vida en la costa. Quizás la nota fue una broma pesada. Sin embargo, un crujir de  mandíbulas te ha despertado. Y por fin los ves frente a tu cama,  sentados a la mesa. Escuálidos y viscosos  pero sí,  podrían ser ellos. Espectros de tu tripulación abandonada.  Te armas de valor y te acercas. Uno de ellos, se gira.  Las  vísceras de tu cuerpo descuartizado, resbalan por la comisura de su boca.
Dedicado a la tripulación perjudicada del Manguitos :))

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada