Páginas

domingo, 9 de junio de 2013

Mis favoritos/28





Compré este libro en un puesto ambulante . Me impactó  su manera de narrar el horror que vivió durante 80 días a manos de su agresor, el pederasta Dutroux, lleno de sarcasmo, ironía y mucho valor. Lo escribió con 20 años.
 Me acordé del libro y de la protagonista porque hace poco salió de la cárcel pero la apelación lo devolvió allí. Os dejo un pequeño fragmento del testimonio de Sabine:

"No me pegó, nunca lo hizo. No necesitaba más que levantar la mano, con su mirada violenta y su cara de ira. Ello bastaba para hacerme callar o para que me resignara a hacer lo que él quería. Tenía un poder mucho peor que el de los golpes, el poder de meterme el miedo a la muerte"

4 comentarios:

  1. No lo conocía, Ana; pero por el botón de muestra que nos dejas, pinta muy bien.

    Me lo apunto.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sorprenderá seguro. Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
  2. Buffff, Ana, amiga: yo no puedo con estos libros. Se me pone la carne de gallina y lo paso fatal. Son cosas que me pasan, puedo mimetizarme con su dolor y pasarlo realmente fatal, por eso no los tengo en mis estanterías. Hubo un tiempo que leía sobre el holocausto nazi y me deprimía. Sólo hubo un libro que me gustó sobremanera, el de Viktor Frank. Era realmente la mirada de un hombre optimista que consiguió sobrevivir a fuerza de una lección de vida que no debiéramos olvidar.

    No dudo que esté bien ¿eh? solo que me cuestan sobremanera en lo personal.

    Un besote Ana y feliz fin de semana!!.

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes, Laura. A mí también me ocurre con los libros de psicoterror, por ejemplo. Cada uno tiene sus sensibilidades. Lo que ocurre es que en éste Sabine lo describe de una manera tan fría que lo único que sientes es ganas de darle un hos...al tío. Besos gordos,

    ResponderEliminar