Páginas

jueves, 20 de diciembre de 2012

SFUMATO( UCAFM)


Micro para la propuesta de Acuática.:Un cuento antes del fin del mundo (UCAFM)

  Lo noté por la mañana; una especie de suave cortina que difuminaba los rascacielos, las calles y las personas. Salí de casa, cogí el coche y la misma niebla nos envolvió a todos los que fluíamos por la autopista. Sin previo aviso, los vehículos y sus ocupantes, la carretera,  se desdibujaban hasta desaparecer. Los montes, el sol, la atmósfera, sin embargo, se perfilaban más fuertes. Como oxigenados. Cuando llegué al trabajo aparqué en lo que antes fue mi parcela. Se había convertido en un matorral salvaje. El edificio de la multinacional se desintegró en mis narices como una pompa de jabón. Al poco rato me esfumé yo. Fue un expirar suave y delicado. Creo que así desaparecimos todos. Amablemente.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mis favoritos/23

                                                                                                                  imagen tomada de la red



 Esta es la única obra no periodística que cuenta con un Pulitzer; el de 1992. Maus fue  objeto de una exposición en el MOMA de Nueva York. Su autor trabaja actualmente como editor adjunto en la reconocida New Yorker. Aspectos psicológicos y relaciones parentales se mezclan en el cómic. Representar a los protagonistas como animales (ratones=judíos, gatos=alemanes, renos=suecos...) es novedoso y curiosamente hace más creible la historia.  Art Spiegelman describe muy bien  el difícil carácter de su padre protagonista del cómicy sus relaciones tensas, fruto tal vez de su paso por Austwitch.
Hace unos años las bibliotecas de Cataluña le dedicaron una exposición


domingo, 9 de diciembre de 2012

Amor precoz


Antes de que vuelva papá, me quitaré los zapatos de tacón y las medias de seda que mamá no se quiso llevar. Cambiaré las sábanas, haré mi propia cama, recogeré los restos del desayuno. Me pegaré una buena ducha. Tengo el pecho ruborizado. Me perfumaré con agua de lavanda, me peinaré con la coleta de caballo y me sentaré a esperarlo en la sala. Seguro que me traerá algo especial. Pero no igualará este palpitar profundo que me dejaste.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Mis favoritos/22

Hombrecillos

  Esta noche he vuelto a abrir la nevera. Y siguen ahí. Algunos se deslizan sobre la mantequilla como hábiles esquiadores. Total para romperse una pierna, o un brazo. Otros nadan esquivando con agilidad las hojas de lechuga y los cubitos de hielo que flotan en el bol.  Se ve que ignoran el peligro de congelarse a bajas temperaturas. Los hay que se las dan de artistas y me llenan de grafitis al ketchup las paredes del frigorífico.
 Y me he sonrojado de rabia al ver a uno revolcándose entre las sábanas de queso y york; juraría que la mujercilla a la que abraza es Elisa. Mi adorada Elisa. Cualquiera sabe por qué se marchó.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Hoy, Cerrado

                                                     

martes, 6 de noviembre de 2012

Mis favoritos/21

                                                                              saretik hartutako irudia


Me impactó "La cena" de Herman Koch, por el retrato del lado oscuro de nuestra sociedad occidental. Basado en un hecho real ocurrido en Barcelona -la muerte de una indigente en un cajero a manos de unos adolescentes - El escritor holandés  nos invita a la fría y sofisticada sobremesa de dos matrimonios acomodados que evitan a toda costa hablar de un tema incómodo. El libro nos plantea dilemas éticos a través de los cuales reflexionar sobre la impostura en las relaciones sociales o la decadencia de las  familiares.

Precario


  El anochecer  dibuja su silueta tambaleando entre callejones hasta llegar al  hospital. Ya son meses desde aquel día en que tras una borrachera de sangre, perdió el  equilibrio,  empotró su rostro contra la pared y perdió un colmillo. El otro, el sano, se le fue astillando. El dentista aconsejó un puente que demasiadas veces se soltaba con la consiguiente solfa de la víctima, quien tras el estupor inicial, huía muerta de la  risa. Cada vez  le era más difícil llevarse un cuello a la boca, incluso un pescuezo. Quizás hoy tenga suerte y consiga una de esas bolsas de litro. Aunque la gente es un asco, cada día hay menos donantes.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Mis favoritos/20

                                                                                    saretik hartutako irudia



 Este fue el primer libro que leí de Roberto Bolaño. La acción se desarrolla en una localidad de la Costa Brava, probablemente Blanes, donde residía Bolaño. Un joven alemán  -Udo- y su novia, Ingeborg se desplazan allí para participar en un campeonato de wargames, en particular el llamado Tercer Reich. Allí conocen a otra pareja de alemanes, Charly y Hannah, que les ponen en contacto con inquietantes personajes locales, como El quemado, que duerme entre los patines a vela que alquila. Un día Charly aparece muerto y a partir de ahí la novela va creciendo en tensión. No será lo mejor de Roberto Bolaño, después leí Los detectives salvajes y me divertí muchísimo además de aprender bastante de literatura latinoamericana. Desde que leí estos libros adoro el estilo, el sentido del humor, la inteligencia y la humanidad de Bolaño. Cuentista, poeta, fundador del infrarrealismo y sobre todo lector voraz, murió de insuficiencia hepática a los 50 años. Su última entrevista la concedió a Playboy ¿Curioso, no?.









miércoles, 31 de octubre de 2012

Aire, aire



 Con este amargor tan extraño antes, tan familiar ahora, hemos cargado poco a poco las estancias de nuestra casa. Como no abrimos las ventanas, al amanecer su presencia es aún más palpable y estamos incómodos. Nos falta el aire. Tú no me crees, pero yo tengo la sospecha de que lo alimentamos noche a noche con silencios y miradas sesgadas.
 

miércoles, 24 de octubre de 2012

Mis favoritos/19

saretik hartutako irudia
En este libro se recogen diez relatos que tienen como elemento común la incandescencia. Lo leí hace tiempo, pero me dejó muy buen sabor de boca; eran relatos con un ritmo de nostalgia. Me gustaron tanto que quise saber algo más de su autor, Alvaro del Amo, y resultó ser director, crítico musical, novelista y guionista de una de mis películas favoritas:  Amantes.

Perico "el triste"

 A Perico, el hijo del enterrador, le hacían burla y le llamaban "el triste" los niños de la escuela. El pobre Perico, que era de temperamento tranquilo, se encogía de hombros, metía las manos en los bolsillos y se daba la vuelta, mientras golpeaba con las deportivas sucias, los terrones del camino. Una tarde de esas de verano en las que el calor vaciaba las calles del pueblo, al hijo del enterrador se le vio cabizbajo camino del cementerio. Soplaba un aire cálido que le arrancó al niño una lágrima como una almendra. Abrió la verja, encendió la vela de olor que traía en el bolsillo y se sentó bajo el castaño grande, el que daba sombra a su compañero de juegos.

martes, 16 de octubre de 2012

Mis favoritos/18

saretik hartutako irudia=imagen tomada de la red
Llegada mi "mayoría de edad" en esto de las reseñas (18) paso a recomendar un libro de cuentos precioso: un fantasma que deja notas en un corcho, amores contemporáneos, el primer relato publicado de Javier Marías a los dieciséis años... (aunque lo debió escribir a los catorce). Me gustan los paréntesis que Javier introduce como cuñas en casi todos los relatos, su habilidad de mago para conducir al lector por donde quiere. Y que es muy didáctico. Javier Marías siempre te enseña algo o hace que tengas curiosidad por muchas cosas. Además me acabo de enterar de que el autor de la película Smoke, va a llevar este libro al cine
 A mí de Javier Marías, como del cerdo, me gustan hasta los andares, literariamente hablando. En lo personal, no tengo opinión, mejor no conocerlo, no vaya a caérseme el mito. ¡Shsss!, me han comentado que no soporta los microrrelatos (Snif, snif)

Desde mi ombligo: Outlet

Por una casualidad me he enterado de que me han publicado un micro en la edición de Septiembre de la noche de las letras. Así que quiero compartir mi alegría  con vosotros. Les envié una versión revisada de Outlet, el original está en el blog y el revisado, en la revista, claro.

miércoles, 10 de octubre de 2012

La vida en tablas


 A mi mujer no le gusta que me invente estrategias, eso lo sabe toda la peonada que le anda siempre con reverencias. Para evitar habladurías, me reuno con ella en el gabinete, que es donde tomamos las decisiones importantes. Estos últimos años, tras aquel lance que casi me costó la vida, apenas hago comentarios. Me limito a contemplar cómo apunta las jugadas, sin levantar la vista . Luego se las envía a un tal Kasparov y reza para que a mí no me pase nada.

Mis favoritos/17

imagen tomada de la red

Si hay un autor diferente en la literatura hispanoamericana, éste es el uruguayo Felisberto Hernández. Pianista profesional, dejó la música para malvivir de la literatura. Me encantan sus cuentos tan inesperados, fantásticos y oníricos.Su obsesión por los objetos que cobran vida propia, sus descripciones de ruidos y silencios, probablemente influjo de su educación musical. En este libro encontramos cuentos como  "Nadie encendía las lámparas", "Historia de un cigarrillo" o "Las hortensias".
 Felisberto influyó en consagrados como Cortázar y Carlos Fuentes lo considera uno de los pilares de la literatura en español del siglo XX.  Italo Calvino, que prologó una versión italiana de Felisberto, lo definió como "un escritor que no se parece a nadie: a ninguno de los europeos y a ninguno de los latinoamericanos, es un francotirador que desafía toda clasificación y todo marco, pero se presenta como inconfundible al abrir sus páginas".
 Su vida es tan increíble como sus cuentos; inestable, inmaduro y apasionado, se casó varias veces, una de ellas con la española Africa de las Heras, espía de la KGB y modista en la vida civil. Dicen que guardaba sus documentos  secretos en la máquina de coser. Su marido nunca sospechó nada.

Engranajes



 Con esa exactitud tan característica de la ciencia mecánica, el ingeniero pronosticó que la dinámica no se adecuaba a los tiempos y recordó al tornero la necesidad de ajustar. El tornero apretó las tuercas con cautela y esperó. Conocía los efectos una presión excesiva: a veces se consume la resistencia a la tensión y el engranaje puede escapar al control. No ocurrió así y respiró tranquilo. La presión sobre la tuerca, dejó escapar un sonido chirriante, apenas inaudible. El hombre, sin embargo, lo escuchó como si fuera un lamento desesperado que hizo temblar su alma gélida y adormecida.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Mis favoritos/16

                                                                                       imagen tomada de la red

La vida de Irène Némirovsky (Kiev, 1903-Auschwitz, 1942) es la de la huída constante a cuenta del momento histórico que le tocó vivir.  Expulsada su familia de Rusia por la revolución de 1917, se instala en París, aunque años después, ya madre de dos hijas, ve cómo la invasión de las  tropas alemanas irá estrechando el cerco y su condición de judía, -a pesar de haberse convertido al catolicismo - hará que termine enferma (padecía de asma) y asesinada a pocos meses de llegar al campo de concentración de Polonia. En Suite Francesa, Irene nos muestra las miserias cotidianas que persisten a pesar de la guerra y el exilio. No es una obra maestra para muchos,  pero  considero que tiene un gran valor testimonial. Al final de la obra, aparecen las desesperadas cartas de su marido, Michel Epstein -también acabó exterminado-  por dar con el paradero de su esposa, así como anotaciones sobre la novela y reflexiones personales de la autora.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Moscas

 Los rayos de sol penetran con más fuerza esta mañana. Claudia desayuna frente al mirador. Aprovechando la ausencia de su madre, abre la ventana y una bandada de moscas asalta la cocina. La niña las observa, con la mirada fija y las manos apoyadas sobre la cabeza. Posan sus patas de alambre en la alacena. Afloran sus trompas y succionan los restos de azúcar que salpican  la mesa.
  Entonces la niña recuerda que su madre no tardará mucho, que luego volverá el tío Miguel para  llevarla al parque de atracciones. Cierra, apurada, la ventana del mirador mientras algunas moscas, atraídas por la luz, se posan en el cristal. Dejan a su paso pequeños puntitos negros que Claudia, enajenada, frota con fruición. Va a su cuarto, coge un cubo verde y una pala de plástico. Corre las cortinas y las moscas quedan atrapadas entre el cristal y la tela, ajenas a su suerte. La niña sonríe con malicia. Pega  la cortina contra el cristal y así consigue retener a una mosca. Las alas de la  mosca, prisioneras de un escaso centímetro de tela, emiten un zumbido agudo y penetrante. Claudia no se arruga; con el dedo índice de la mano izquierda presiona sobre el lomo de la mosca. Siente el esperado alivio, un crujir seco, mientras la sangre amarillenta de la mosca emponzoña el cristal. La niña suelta la cortina y la mosca cae al suelo.
 Claudia la recoge con la pala de plástico y la  deposita en el cubo. Busca otra mosca y vuelve a tender la misma trampa. Y otra más.
 Al de poco rato, el fondo del cubo verde está salpicado de motas negras. Y Claudia piensa en lo feas, negras y peludas que son las moscas. Tan feas y peludas como las caricias del tío Miguel.

martes, 25 de septiembre de 2012

Mis favoritos/15






Christian Felber es un hombre peculiar;  austriaco,  filólogo, experto en economía y bailarín profesional desde el 2004.
 Además es fundador del movimiento de la Economía del bien común, cuyo precepto fundamental está basado en uno de los principios de la Constitución de Baviera : que la economía debe estar al servicio del bien común. Christian cree que como demuestran en muchos casos las redes de comunicación, el talentismo se está iniciando aquí y ahora.  Antepone al caos actual un modelo económico más cooperativista. Y no es sólo utopía. Al movimiento fundado por Christian Felber ya se han unido muchas empresas en diferentes países.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Muñequitas

Rutinariamente, intercambio sus pulseras identificativas. No tienen ni pasaporte ni tarjeta de residente. Así, Nancy es Lesly,  Barbie es Kitty, Rosaura es Gisela. El negocio es más rentable y el cliente no se da cuenta:  recuerda los nombres pero no sus caras. Es importante que los cambios sean sucesivos. Con  paciencia y perseverancia ellas olvidan hasta el de pila. Sólo entonces conseguimos la muñeca perfecta.
Y Gisela, apilada con las demás en el cuartito oscuro, la espalda contra la puerta, la manos entrelazadas,  se entrega a su letanía: Beatriz, me llamo Beatriz.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Mis favoritos/14

imagen tomada de la red

Esta reseña que tenía guardada antes de vacaciones cobra más sentido a raíz de las últimas noticias de violencia de género. Melania G. Mazzucco, nos lleva al horror de lo cotidiano, y disecciona las veinticuatro horas  previas a la tragedia mientras presenciamos impotentes los hilos que la van tejiendo. Roma es el escenario de esta novela coral, pero podría ser una ciudad cualquiera en la que reina la precariedad, la corrupción y la vida a toda pastilla.

lunes, 27 de agosto de 2012

Adele - Don't you Remember


disculpad por haberme marchado sin despedirme, espero que no os hayais olvidado :)

jueves, 5 de julio de 2012

Mis favoritos/13

                                                                               imagen tomada de la red

Thomas Bernhard es un escritor austríaco, aunque nació en Holanda. Recibió su mayor estímulo de su abuelo, que también era escritor. Bernhard es un escritor bastante difícil, con textos cargados de ironía y segundas intenciones. Al final de su vida escribió microrrelatos influídos en algunos casos por su experiencia como cronista judicial. Creo que muchos textos de Tomeo tienen un aire a los de Thomas Bernhard. Pesimista, perfeccionista, inconformista y obstinado hizo de la enfermedad un tema recurrente en sus obras. En una entrevista que le realizaron poco antes de morir, hablaba así del oficio de escribir:

Qué más da lo que yo escriba; en resumidas cuentas siempre son catástrofes. Esto es lo deprimente del destino del escritor: nunca consigues trasladar al folio lo que has pensado o imaginado; la mayoría se pierde durante el traslado. Lo que llegas a plasmar no es más que un pálido y ridículo reflejo de lo que habías imaginado. Esto es lo que más deprime a un autor como yo. En el fondo no puedes comunicarte. Todavía no lo ha conseguido nadie.

La americana

Si fuera un poco más curiosa lo hubiera adivinado hace tiempo. Si hubiera hurgado en mis bolsillos, si hubiese cogido los recibos de compra que tiraba a la basura. Un poco más desconfiada y hubiese dudado de tanto halago. Pero era despreocupada, animosa y centrada en sus cosas. Se me deshilachan las costuras cada vez que me acaricia la solapa y aspira el olor que desprendo. Ayer casi estallo de alegría, casi descubre la carta cuando me colocó sobre los hombros y metió su mano; pero al momento se la llevó a la cabeza para acabar llorando. Quizás mañana la encuentre y seque de una vez por todas sus lágrimas.

martes, 12 de junio de 2012

Mis favoritos/12

                                                         imagen tomada de la red


Este cómic que corresponde a la trilogía Nikopol de Enki Bilal, me impactó por sus imágenes decadentes, de un futuro que podríamos llamar postnuclear. De hecho Enki Bilal comentaba que sus obras estaban inspiradas en la violencia urbana: coches, ruidos, polución, alumbrado público nocturno... que tanto le impresíonó de pequeño, cuando se mudaron a las afueras de Paris. 
En la mujer trampa, Alcide Nikopol, que vive en un mundo de extrañeza, conoce a la enigmática Jill Bioskop, mujer de boca y pelo azul. Creo que la película Matrix tiene mucho de este cómic, al menos aquí tambien aparecen pastillas rojas y azules

martes, 5 de junio de 2012

Mis favoritos/11

                                                    Imagen tomada de la red

  Este Stephen King a la sueca que es John Ajvide Lindqvist,  nos narra la historia de Oskar, un niño solitario con un complejo mundo emocional que vive en un barrio de los suburbios de Estocolmo. La acción comienza en el mes de Noviembre: las tardes tras el colegio son nocturnas en Suecia y Oskar combate su soledad bajando al  parque de su edificio de viviendas públicas. Allí encuentra a Eli, una chica de engañosa fragilidad.
 Esta es la historia principal, pero conforme avanzas en la lectura, encuentras muchas otras como críticas al sistema de ayudas sueco, abusos, acoso escolar. Y un final  lírico-redentor-terrorífico. El libro no tendrá una calidad literaria pasmosa, pero el hilo narrativo y los ambientes me gustaron mucho. El propio autor escribió el guión para la película que cosechó muchos premios, entre ellos el del festival de Sitges. Por supuesto, la vi. Me impactó su estética ochentera y sobria. Y me inspiró un micro.

lunes, 28 de mayo de 2012

Mis favoritos/10

Imágenes tomadas de la red
Este fin de semana, en la Feria del Libro, firmaba autógrafos Rosana Alonso. De Rosana me gusta su precisión en el lenguaje, cómo mima sus textos y sus personajes claroscuros. Los relatos de Rosana transmiten ternura e inquietud. A Rosana le tengo un cariño especial, la conocí en la Ser hace algunos años. Es perseverante y trabajadora, pero sobre todo generosa. Y responsable de que tenga este blog, lo cual le agradezco profundamente.
 He encontrado una magnífica crítica que le hacen en El Cultural y que me gustaría compartir aquí. Un beso enorme, Rosana y que lluevan más libros.

domingo, 27 de mayo de 2012

Besos en la mejilla



 Últimamente, cada vez que mamá se empeña en que bese a sus amigas, comienzan a sudarme las manos, que escondo entre los bolsillos. Aprieto los dedos y acerco mi boca hacia la mejilla en cuanto mamá me dice:
-         Por favor, Clara,  dale un beso a  Doña fulana, la señora del doctor tal, o a Doña Mengana, señora del abogado cual.
  Los días que está irritada, y mamá, por costumbre, se irrita mucho, cuando se encuentra con alguna,  me lanza a escondidas una mirada de madrastra de cuento y me aprieta el brazo- a veces me hace daño- para que me adelante a  besarlas.
  Aquella tarde fue distinta. Nos encontramos con mi amiguita Julia que paseaba con su madre. Nos cruzamos y por lo bajito quedamos en que bajaríamos a la calle a jugar, como todos los viernes. Mi mamá y la de Julia se miraron como les gusta a ellas, es decir, por encima del hombro.
 Luego fuimos al centro, que es donde mamá tiene a sus mejores amigas, todas mayores que ella. Nos encontramos con seis. Tuve que besarlas a todas. Y sonreír. Ya íbamos a volver a casa, cuando noté que mamá se ponía muy tensa y se arreglaba el pelo y la chaqueta. Por la acera venía su  amiga favorita, Doña Virtudes, la mujer del notario. Digo la favorita de mamá, porque yo creo que a Doña Virtudes mi madre le importa un bledo. Mamá no se ha dado cuenta porque es un poco miope, pero muchas veces Doña Virtudes nos ha visto -estoy segura, uso gafas-  y se ha cambiado de acera.
 Besé a la señora, que tenía un collar rojo como una lengua, cuando mamá me lo indicó, pero no se marchó. Esta vez, ninguna de las dos tenía prisa. Pero yo sí; dentro de una hora Julia bajaría a jugar, no me encontraría y se marcharía a casa. No podría estar con ella hasta el viernes siguiente porque cuando su padre volviese de trabajar, marcharían a Soria a pasar el fin de semana. Cuando Julia no está tengo que jugar con la niña  mala que me habla y no me gusta.
 Así  que empezaron a retorcérseme los pies en los zapatos, con mi madre sin parar de hablar y Doña Virtudes, que se acercó a pellizcarme la mejilla. Tengo doce años y a ninguna chica de mi edad le gusta que le hagan eso. Estaba rabiosa, los pies querían salir de mis zapatos. Así que para evitar darle una patada, le saqué la lengua y mi madre me soltó un sopapo de los gordos. Vamos, de los que me da en casa. Doña Virtudes o señora del notario,  se asustó un poco porque le dijo:
-         Estela, querida, esos nervios acabarán contigo. Debes tranquilizarte  y no tratar  así a la  pobre niña – y se marchó a todo correr.
 A mamá no le gustó. Ella no soporta la palabra pobre. Pero como es su mejor amiga, se tuvo que aguantar.  Me cogió por el brazo, que no apretó hasta que desapareció Doña Virtudes. Cuando íbamos en el autobús, camino a casa, tuve que repetirle mil veces lo mala que había sido, que no fui amable con su amiga importante, -como ella dice- le rogué que me perdonase, que no lo haría nunca más.
 Mamá estaba furiosa, temía que me pegase con su anillo de piedra gorda hasta hacerme sangre,  o lo que es peor, que no me dejase jugar con Julia. Y así fue:  me amenazó con quitarme a mi amiga. Si mamá me quita a mi amiga, vendrá la gemela mala a jugar solo conmigo y eso me asusta mucho por las noches.
  Entre lloros le dije que era la madre más buena y bonita del mundo. Que tenia muchas amigas. Le dije incluso que yo también creo que papá está equivocado en lo de no hacer amigos importantes. Eso le encantó y con una mirada de esas raras que a veces tiene, me dijo que íbamos a hacer un pacto secreto para que  pudiera  jugar mucho más con Julia. Sólo tenía que ponerme de su parte cuando discutiera con papá,  besar mucho a sus amigas y no sacar la lengua jamás. Lo de ponerme en contra de papá me disgustó un poco, aunque en general estoy contenta porque quiero mucho a Julia.
---
 Últimamente, cada vez que me voy a la cama, me sudan las manos y  me visita la niña mala con la lengua larga como un día sin recreo, que se enrosca en los collares de perlas de las amigas de mamá, y luego las ahoga y ellas también sacan sus lenguas, retorcidas de dolor, porque se asfixian. Esa niña, que es como mi hermana gemela, después  agarra a mamá y la ahoga despacito, muy despacito hasta hacerla desaparecer. Y no quiero despertar. Y papá sonríe. Y Julia también.

jueves, 24 de mayo de 2012

Astrólogo

Cuando regrese su padre, correrá a abrirle la puerta; preguntará qué vieja estrella ha muerto hoy,  qué nueva han descubierto, cuántos años faltan para vivir en  Marte, cuándo visitarán Cabo Cañaveral. El hombre lo tomará por las axilas, lo alzará como si fuera un cohete, girará con él hasta caer exhaustos los dos encima de la moqueta. Pero al verse en el televisor, lo apagará movido por un súbito rubor y deseará que Toñito no le pregunte nunca por el embaucador del turbante que, velada su vergüenza entre capas de maquillaje, parlotea tras los fogonazos de un "LLAME AHORA, 806008006".

lunes, 21 de mayo de 2012

Mis favoritos/9

                                                                                      imagen tomada de la red


 Adoro a esta mujer: me gusta su mirada abierta, su sentido del humor y su literatura. Los libros de Alice Munro , son de esos que te hacen amar la literatura. Su precisión proustiana en el detalle de las pequeñas cosas; la naturalidad de sus cuentos a la manera de Chejov. Leer una historia de las de Alice es pensar que tú también puedes hacerlo. Pero  inténtalo.
 De "Demasiada felicidad" me gustan sus mujeres y sus conflictos, su claridad de percepciones, las revoluciones disfrazadas de elementos cotidianos,  su recurrente geografía. Alice Munro es Duquesa de Ontario en el Reino de Redonda, pero ya es hora de que sea Premio Nobel de Literatura.

 Así expresa ella su vocación de cuentista:
 Me gusta contemplar la vida de la gente a lo largo de una serie de años sin continuidad. Como si los captara en instantáneas. Y me gusta la forma en que la gente guarda relación o no con quien era anteriormente..... Creo que esa es la razón por la que no me atrae escribir novelas. Porque no veo a la gente en un desarrollo que llega hasta algún lugar. Sólo veo a la gente viviendo a fogonazos. Entre un momento y otro.

martes, 15 de mayo de 2012

Mis favoritos/8

                                                                  imagen tomada de la red


Si dicen que la realidad supera a la ficción, un ejemplo paradigmático sería el de Horacio Quiroga. Huérfano de padre a los pocos meses de nacer, a cuenta de una pistola, vio también como su padrastro se mataba accidentalmente por arma de fuego. Por si esto fuera poco, mata por error a un amigo al que acompaña en un duelo de honor, cuando se le dispara una de las pistolas. Es detenido y se libra de la cárcel gracias a la intervención del hermano del amigo fallecido. Horacio vivió en la selva, que necesitaba como fuente de inspiración , pero también arrastró a su familia en esa peripecia. No es de extrañar que sus cuentos, magníficamente relatados, a mi entender, estén plagados de imágenes un tanto "gore" para su época. Hoy día, sin embargo los miramos con ternura. Es curioso, que otro gran cuentista como Borges, considerara que los cuentos de Quiroga ya los había escrito Kipling. A mí me parece que en general son cuentos muy actuales, muy cercanos a la microliteratura, como por ejemplo "El almohadón de plumas" o "La gallina degollada" 


martes, 8 de mayo de 2012

Mis favoritos/7


Me regalaron este libro hace unos años, quedé totalmente sorprendida. El original argumento del filósofo francés Bruce Bégout, que establece un paralelismo entre el mundo occidental y la ciudad de Las Vegas, me cautivó. Recuerdo las descripciones electrizantes, el calor axfisiante que transmitía el libro y sobre todo, el consumo voraz, que no cesa. Considero que es una buena lectura para los tiempos que tocan. Os dejo aquí uno de sus pensamientos:
 Yo quiero escribir libros que molesten, que hagan temblar los marcos de la mente. A veces yo digo que tejo: un pedazo es filosofía, el otro literatura, etc. Yo tejo y hago mosaicos con muchas formas. Estos trabajos no estaban muy claros cuando los empecé a hacer. Aun así creo que son eminentemente filosóficos, porque la filosofía está en todas partes. Mis libros están en una colección llamada “temas extraños”, y todos los temas extraños son buenos para la filosofía. Aun así, hay un método, un trabajo conceptual que se puede hacer sobre cualquier tema, sobre cualquier situación. Todo es bueno para la filosofía, pero hay que hacer buena filosofía.
(En Alcances, Revista de Filosofía, entrevista realizada en Diciembre de 2010)

miércoles, 2 de mayo de 2012

Mis favoritos/6

Imagen tomada de la web

Sí, es un libro infantil, de esos que acabamos amando los adultos. Cualquier libro del inglés Anthony Browne te transporta. Su mundo está plagado de chimpancés, plátanos, zoos, jaulas silencio y mucho cariño. Este en concreto es una oda al mundo de los sueños y al arte, que tanto aparece en sus obras. De hecho, Browne trabajó en diferentes talleres en la Tate Gallery. Se le concedió el Children's Laurate para los años 2009-11. Y os puedo asegurar que este premio no se le otorga a cualquiera. Buscadlo en las buenas librerías y bibliotecas. Regaladlo. Hay títulos como Voces en el parque o Las Pinturas de Willy que os sorprenderán gratamente.

martes, 24 de abril de 2012

Mis favoritos/5

Leído hace muchos veranos, esta pequeña joyita ambientada en Las Alpujarras, me dejó con las ganas de saber algo más de Adelaida García Morales, una persona a mi parecer enigmática, silenciosa y con una sensibilidad poco común, de esas que vive conforme a lo que piensa. Muchos la conoceréis por ser la autora de El Sur que luego llevó al cine su compañero sentimental en aquel momento, Víctor Erice. Si no me equivoco, lleva desde el 2001 sin publicar. Aquí os dejo unas declaraciones que creo la definen my bien:
"Escribo desde la memoria, y nunca para publicar. El éxito y la publicación de mis novelas me dejan fría, no siento nada. Escribo desde el interior, lo que hago depende de mis estados internos, de lo que vivo y casi de lo que como. Ahora sí tengo ganas de escribir, pero el hecho de que aparezcan ahora estas dos obras juntas es fruto del azar".(Entrevista realizada por El Cultural a Adelaida García Morales el 17 de Enero de 2001)

jueves, 19 de abril de 2012

La ranita presumida



A la ranita Mara no le gustaba hablar de lo mal que iban las cosas en su charca, la ranita Mara se fijaba mucho en  La  Gran Charca, la de las ranas más verdes del bosque, las que descansan en piedras relucientes y se impermeabilizan el lomo con grasa de foca de la lejana Groenlandia. A la ranita Mara no le gustó que la Ama Rana se enfadase con ella y la echase de la charca, por no recoger moscas para la Abuela Rana que estaba enferma. La ranita Mara se marchó presa de la ira y ahora se la ve pasear muy ufana por la  otra orilla presumiendo de lo bien que vive en La Gran charca.
 Pero a mi papá le contaron que no es verdad que tome el sol,  sino que vive más seca y sin descanso que antes y se la pasa masajeándole el lomo a una rana verdochona con pollera de Versace a la que le unta y reunta de grasa hasta el anochecer.

martes, 10 de abril de 2012

Mis favoritos/4

Leí este libro como quien toma una limonada para combatir el calor, quiero decir que me apetecía leer algo y la compré sin más. Ahora que Tabucchi nos dejó el pasado 26 de Marzo, me he acordado de "Sostiene Pereira", un libro delicioso que no olvidaré. Transcurre un tórrido verano de 1938, en plena dictadura salazarista y con la Guerra Civil española al otro lado de la frontera. Su protagonista, Pereira es un periodista que inaugura una sección cultural en un periódico modesto, el Lisboa. Conoce al joven Monteiro Rossi, al que contrata para escribir necrológicas demasiado subversivas y que terminan todas en una carpeta de archivo. Pero gracias a este joven, la vida ordenada, sencilla, triste y convencional de Pereira dará un vuelco. Como en todos los buenos libros, hay caminos para otras lecturas: Daudet, Balzac, D'annunzio...
 Dos años después de su publicación fue llevada al cine .
 El escenario literario de la obra es una Lisboa que languidece, así que si tenéis pensado visitarla alguna vez, no os olvidéis de llevaros este libro, que se lee en dos tardes. Si os interesan las excentricidades, encontré un curioso estudio gastronómico de la obra de Tabucchi.

jueves, 5 de abril de 2012

Un cuento contemporáneo
Aquella noche, los ciudadanos de Cindinero atraídos por los fastos y las luces brillantes, osaron acercarse a los dominios de Aquísihay, quedando boquiabiertos de asombro. Al verlos a través de las ventanas, los respetables señores se sintieron molestos y como pillados en falta, lo que  les disgustó: ellos eran personas amables y educadas.
 Pero hete ahí que uno de ellos, apodado el Gran Príncipe, obstinado en reparar el daño, pronunció las palabras mágicas:
- Más caída de mercados, más crisis, paro y vigilancia.
Y viendo todos que la retórica les era simpática, entonaron una carcajada única y resonante que hizo retroceder a los intrusos.

miércoles, 4 de abril de 2012

Textos para la crisis

"Yo aviso" es un artículo del político bilbaíno Carlos Gorostiza que anda días circulando por la red. Si estáis interesados os dejo el enlace a su blog. También tiene otro interesante, "Yo ya avisé" , que colgó el 30 de Marzo.

martes, 3 de abril de 2012

Mis favoritos/3

Amelie Nothomb, escritora-personaje belga hija de un diplomático, narra en este libro sus experiencias como becaria en una compañía de Japón. La estricta organización jerárquica japonesa, su condición de mujer occidental que conoce el idioma dan lugar a una tensión laboral que se materializará en numerosas humillaciones todas ellas descritas en clave de ironía . Amelie nos muestra un personalísimo estilo a la hora de escribir. Los libros de Amelie son breves y como anécdota os diré que siempre tienen a la autora como protagonista de las portadas, después de leerla estoy segura de que no os dejará indiferentes.

martes, 27 de marzo de 2012

Mis favoritos/2

Este libro de Paul Auster no es la mejor de sus obras, de hecho nunca sale como destacada. Pero a mí me pareció un auténtico cuento para adultos. La historia se situa en los años de la depresión de Estados Unidos. Walter,  un niño huérfano conoce a un judío de ascendencia húngara, el Maestro Jehudi, que le promete enseñarle a volar. El camino no será fácil. Tendrá que superar numerosas pruebas que llevaran al niño al agotamiento  físico y psicológico, pero aprenderá a volar. Las novelas de Paul Auster, son objeto de estudios tan sorprendentes como el que encontré aquí. En esta obra, describe minuciosamente situaciones de estrés postraumático y tiene imágenes que transmiten muy bien sensaciones de dolor.

jueves, 22 de marzo de 2012

Madagascar

Aquella tarde papá regresó a la tumba entristecido, cogió la pala y  desenterró a  mamá. También lo hacen en Madagascar, se justificó. Compré la tarta,  la vela del aniversario, vestí a los pequeños con ropas de domingo y los senté a la mesa, tal como me dijo. Le ayudé a arreglar a mamá con el vestido de seda estampado e intenté maquillarle el rostro pero se me nubló la vista.  Yo me esforzaba  y sonreía pero aquello no se parecía a Madagascar. Cuando la pusimos a cenar, los gemelos gritaron asustados y a mí se me retorcieron las entrañas viéndoles cómo intentaban liberarse de las sogas en sus sillitas.

martes, 13 de marzo de 2012

Mis favoritos /1

Me apetecía mucho elaborar una lista de favoritos y se me ocurrió empezar por uno del que hace tiempo no se oye nada. Este libro fue una de aquellas lecturas obligadas del Instituto. Lo que en principio iba a ser "un ladrillo", se convirtió en uno de los títulos que recuerdo con especial cariño. Los protagonistas son compañeros de cárcel muy diferentes entre sí. Encuentran como vía de comunicación las películas que Molina ha visto. Despertó mi interés por cintas que desconocía como Cat people (1942). Esta escena es muy popular. Me sigue gustando mucho la foto de la portada. Si queréis saber más sobre el libro aquí encontré un blog que lo cuenta mucho mejor de lo que lo haría yo.

sábado, 10 de marzo de 2012

Crónica y aniversario

10 de Marzo de 2011; la agente AM.45 por orden de la Comandante RA.48 es llamada a elaborar un blog para enviar señales que puedan ser identificadas por individuos arrimados a la sombra tras La Gran Explosión Comunicativa.
20 de Febrero de 2011; anteriormente su colega RR.40 recibe una orden semejante para crear otro blog en el que contar las horas de conexión de dichos arrimados. Puestas en contacto las agentes, son enviadas en misión especial para espiar a un grupo de arrimados que, contando las horas, pretenden reunirse el día 1 u 8 de Febrero en la Calle Pez del Reino de León, sito en alguna capital de la costa madrileña.
El objeto de la reunión es una comida de hermandad. Los sospechosos no suman cuarenta. Los sospechosos se citan en 1ª convocatoria en un bar de esquina llamado "Disí" (¿nombre en clave para convocar a los disidentes?). Nuestras agentes llegan al bar y se encuentran con "El Propio", alias de uno de los convocantes. La agente RR.40, ha conseguido establecer con este sujeto una relación amistosa que facilita la misión. La mayoría de los sospechosos no son puntuales. Los más astutos se presentan como si no se hubieran visto en la vida. El resto de sospechosos llegan en 2ª convocatoria para el almuerzo. Los resultados de la investigación concluyen que tras los postres, se pasa a la lectura de un Manifiesto de Apoyo a las Termitas que se concreta en la construcción de un termitero. Acto seguido, algunos invitados leen sus respectivas de recetas de cocina. Las agentes, a fin de mantener la confianza, también. La disidente ganadora que atendía al nombre de "Tongo, Tongo" se come un Tiranosaurus Rex delante de la concurrrencia. RR.40, consigue dos ejemplares de la sospechosa P. Mefalla, que ya están siendo analizados en el laboratorio.
Posteriormente, algunos individuos se dispersan. Otros van a ver la obra teatral de M. alias "Excalibur" y los últimos, estrechamente vigilados por nuestras agentes, vuelven al citado bar "Disí" donde se les obsequia con birras y aperitivos durante 6 horas al  precio de 90 Euros.
Los que salen del bar para fumar, son vigilados concienzudamente por la agente AM.45, mientras RR.40 obtiene información de los que permanecen dentro. Más tarde se suman al grupo Tongo-Tongo y su acompañante.
A eso de las 2 de la madrugada el grupo se dispersa y nuestras agentes acompañan a una de las disidentes hasta las inmediaciones de la Vía Grande. Le colocan con éxito el chip disimulando un beso de despedida.
A la mañana siguiente AM.45 y RR.40, que pernoctaron en un discreto hotel, vuelven al bar de reunión de la noche anterior y peinan la zona. No hay rastro de los investigados. La operación es catalogada como muy exitosa puesto que las agentes vuelven a la central de operaciones sin haber levantado sospechas e incluso habiéndose granjeado las simpatías de alguno de los presentes. O eso creen ellas.
Traen además, un pergamino de piedras, un intervalo y los cuadernos de la tal Mefalla.
A petición de nuestras colaboradoras y como premio a sus desvelos, se les permitirá que celebren el primer aniversario de sus respectivas bitácoras, de manera que los investigados aporten inopinadamente más datos sobre la naturaleza y el objeto de otras posibles reuniones.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Uno de esos

¿Cómo?,  ¿Que estás embarazada?, ¡Qué ilusión! ¡Por fin padres! Pero espera,  necesitaremos un coche más grande, con más cilindrada y más alto. Por el niño. Hoy todo el mundo tiene un cuatro por cuatro, son más robustos. Y más seguros,  imagínate que tienes un accidente. Jesús me ha dicho que en uno de esos es más fácil que te salves tú.  Normal,  por la altura. Y además en la carretera se te ve. Y se apartan. La gente te mira y piensa en tu cuenta corriente. Es automático. No, el coche no, cielo. Lo que piensa la gente. Sí, habrá que pedir un poquito más. Claro, son más caros. La seguridad se cobra. Y sacarlo más,  para amortizarlo. No mujer, la gasolina bajará, fijo. Anda, dí que sí. Será como ir de safari.  Venga cariño, ni lo pienses, dí que sí.  Piensa en las amigas.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Autocine

Marie Joe espera en el porche. En cuanto ve llegar el magnífico Oldsmobile, conducido por la cazadora de James, la falda acampanada se le ondula mientras el puño rosa de su rebeca cierra con llave. La cazadora de cuero le abre la puerta del coche y unos jeans le rozan la falda con frenesí. Se escucha un beso. La cabeza de Marie Joe reposa sobre la manga de la cazadora que protege su espalda.
 El Oldsmobile arranca, hacia la colina, desde donde divisan las luces palpitantes de la ciudad. La manga de cuero baja la ventanilla, sale del coche, paga la entrada y compra palomitas de maíz y refrescos de cola para la rebeca rosa. Junto a ellos, otras cazadoras y  rebecas guarecidas al amor de otros magníficos Oldsmobile, Buick y Mercury van siendo arrancadas de sus cuerpos y arrojadas al asiento trasero, donde darán rienda suelta a sus placeres.
La rebeca de Marie Joe correrá peor suerte. Un desafortunado golpe de viento la saca por la ventana, y la chupa de James, desesperada e inmóvil, la contempla durante horas emborronada de polvo, sucia y pisoteada por las ruedas de los que poco a poco abandonan la escena.
Cuando los cuerpos sofocados sienten el frío, la cazadora recupera la esperanza, pero Marie Joe no acusa la falta. El coche arranca y la cazadora, ahora perfumada por el dulce olor de Marie Joe, divisa resignada el pálido reflejo rosa en el suelo, mientras al fondo, en la pantalla, un iluminado Charlton Heston divide las aguas del Mar Rojo.

martes, 21 de febrero de 2012

Sociedad

Este fin de semana Arco invita a  Lady Foster. En los Goya, muñequitas de modelos vaporosos se quejan del peso del premio mientras beben  Moet Chandon. El lunes, en Valencia, se quedan sin calefacción.

Sonrojos

El famoso conductor de un programa de variedades, muy admirado entre los jóvenes, al ser preguntado por la marca de coche que tenía,  confesó con un hilo de voz:
-    Un Au...di.
A lo que el entrevistador añadió:
-   ¿Q7,  tal vez?
Y el hombre palideció.

lunes, 30 de enero de 2012

Experto en silencios, de Pablo Gonz

Hace unas semanas que leí el libro de Pablo González, experto en silencios. A lo largo del texto asistimos a la creación de un personaje, Kola, que desconoce su afortunada identidad. Invocaciones a Marcel, una despampanante compañera y comparaciones tipo "[..] púdrete en tu silencio de viga de Venecia[..]". Contado a toda velocidad, a veces me parecía estar metida en una road novel. (si es que existe este término).

jueves, 12 de enero de 2012

El Salomón de Entrambasagüas

 Al diablo no le gusta ahora  que le vuelva con velas a San Judas Tadeo. Al diablo le gustaba rondarme la oreja, que se la preparase a Don Eustaquio, el curilla nuevo,  que gastó el dinero del Obispado en arreglar mi casa.
El diablo insistía en que Don Eustaquio desobedeció la ley de Dios que emana del Obispado. ¡Gracias al Rey Salomón que me inspiró con lo del vino al cianuro! Don Eustaquio ganó el cielo y el diablo me dejó tranquilo.
 Poco duró la cosa;  mal rayo les parta a los dos que  me andan todo el día pon velas, quita velas.
 

sábado, 7 de enero de 2012

Cenicienta de alquiler

 Este se quedó conmigo. Los otros se los repartieron entre Isabel y Marta. Ansiosas como eran vinieron corriendo en el momento del parto. No esperaban dos. Mejor. Si no, se habrían matado. Lo echaron a suertes. Isabel se quedó con el deseaba Marta. Marta miraba recelosa el de Isabel. A escondidas, cada una se salió con la suya. Yo también. No esperaban tres. En un descuido cogí aguja e hilo. Le libraré de todo mal, tendrá el responso más íntimo y el más cálido de los nichos.

martes, 3 de enero de 2012

Autocine

Marie Joe espera en el porche. En cuanto ve llegar el magnífico Oldsmobile, conducido por la cazadora de James, la falda acampanada se le ondula mientras el puño rosa de su rebeca cierra con llave. La cazadora de cuero le abre la puerta del coche y unos jeans le rozan la falda con frenesí. Se escucha un beso. La cabeza de Marie Joe reposa sobre la manga de la cazadora que protege su espalda. El Oldsmobile arranca, hacia la colina, desde donde divisan las luces palpitantes de la ciudad. La manga de cuero baja la ventanilla, sale del coche, paga la entrada y compra palomitas de maíz y refrescos de cola para la rebeca rosa. Junto a ellos, otras cazadoras y otras rebecas guarecidas al amor de otros  Oldsmobile, Buick y Mercury van siendo arrancadas de sus cuerpos y arrojadas al asiento trasero, donde darán rienda suelta a sus placeres. La rebeca de Marie Joe correrá peor suerte. Un desafortunado golpe de viento la saca por la ventana, y la chupa de James, desesperada e inmóvil, la contempla durante horas emborronada de polvo, sucia y pisoteada por las ruedas de los que poco a poco abandonan la escena. Cuando los cuerpos sofocados sienten el frío, la cazadora recupera la esperanza, pero Marie Joe no acusa la falta. El coche arranca y la cazadora, ahora perfumada por el dulce olor de Marie Joe, divisa resignada el pálido reflejo rosa en el suelo, mientras al fondo, en la pantalla, un iluminado Charlton Heston divide las aguas del Mar Rojo.

Desde mi ombligo

Contemplo el número 24 de la revista narrativas. En la página 104, al ladito de Rocío Romero, me colé con Autocine